Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo de Jujuy dieron a conocer que contiene una buena propician de vitaminas.

La provincia de Jujuy tiene una amplia variedad de producción de frutas y verduras. Las características geográficas permiten el cultivo de distintas plantas y actividades productivas en el ámbito de la agricultura.

En esta oportunidad el Ministerio de Desarrollo Productivo de Jujuy busca promover el consumo de chirimoya y dar a conocer que es una fruta que se cultiva en la provincia.

Esta fruta es también llamada cherimoya o chirimuya. Es como una alcachofa de apariencia, pero por dentro es todo blanco y carnoso, con una dulzura justa y un perfume inolvidable.

Se piensa que es originario de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Se cultiva en regiones tropicales de todo el mundo, en Argentina, se produce en las yungas jujeñas.

“Es una fruta muy delicada ya que por las lluvias del verano se puede estropear la piel y por eso casi siempre en los mercados llega en cantidades mínimas”, detallaron en una publicación del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Buscando promover el consumo de esta fruta, desde el ministerio que lidera Exequiel Lello IVacevich remarcaron: “Contiene una buena proporción de vitaminas del grupo B; aporta en torno al 20% de la vitamina B6 que se precisa al día, y un 15% de la B1 y la B2. Igualmente, es rica en vitamina C, así como en potasio, calcio y hierro y, aunque en muy baja proporción, también cinc, yodo, cobre y manganeso”.

Beneficios para la salud

  • Regula la tensión arterial: al ser rica en potasio y por su escaso contenido en sodio, la convierte en una buena aliada de la salud arterial.
  • Fortalece huesos y músculos, gracias al magnesio que contienen. Una chirimoya pequeña de unos 200 gramos proporciona el 10% del magnesio que se precisa al día.
  • Combate la anemia.
  • Favorece la digestión: las chirimoyas contienen enzimas digestivas y cantidades de fibra soluble suficientes para mejorar nuestra digestión y proteger la flora intestinal.

Fuente: Todo Jujuy