El acusado fue detenido y asegura que al auto se lo robaron. La familia de la víctima descree de la versión.

Gonzalo Ferreyra tenía 25 años y apareció muerto en la madrugada del domingo junto a la moto que manejaba en la periferia este de Córdoba capital, en Camino a Capilla de los Remedios al 6.200. Sus familiares aseguran que la persona que lo chocó y lo dejó tirado, denunció que horas antes le robaron auto.

Desde la Policía comenzaron a investigar el hecho y encontraron un plástico gris perteneciente a otro auto. Lo increíble fue que horas más tarde el vehículo, denunciado como robado, apareció quemado en un campo cercano.

Este lunes, el dueño del auto, identificado como Gerardo Pereyra, se presentó a la Justicia y dijo que ladrones le robaron el auto y atropellaron al motociclista. No obstante, y hasta que se esclarezca el hecho quedó detenido e imputado por homicidio culposo.

Los familiares de la víctima reclamaron justicia. Afirmaron que la persona que lo chocó y lo dejó tirado.

Según denuncia la familia: El homicida armó todo, fue a la Policía, hizo la denuncia y dijo el que le robaron el auto”, aseguraron a El Doce Tv, los familiares de la víctima. Y agregaron: “La persona que lo mató se fue a la fuga y no hizo nada. Por eso pedimos justicia por Gonzalo, se fue y dejó dos niñitas y toda la familia destruida”.

Ademas buscan testigos o personas que puedan aportar pruebas o datos a fin de esclarecer el trágico hecho. “Por favor pedimos que si hay testigos, cámaras o datos sobre quien manejaba el vehículo, porque el dueño dice que él no lo manejaba, pero queremos dar las pruebas de que sí era él”, aseguraron.