El papa Francisco habló por primera vez sobre los rumores que indican su posible renuncia y dijo que se iniciaron en Argentina.

El papa Francisco afirmó que no se le «pasó por la cabeza» la posibilidad de renunciar, al tiempo que afirmó que lleva «una vida totalmente normal» tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio.

En Italia fue donde comenzaron los rumores sobre la posible renuncia de Francisco. Pero el Papa marcó que fue en Argentina.

«¡Yo no sé de dónde han sacado la semana pasada que yo iba a presentar mi renuncia!», sostuvo el pontífice en declaraciones a la radio de la conferencia episcopal española, Cope.

Y agregó: «Dicen que fue un revuelo, cuando a mí ni se me pasó por la cabeza. Delante de interpretaciones que nacen un poco distorsionadas de alguna palabra mía yo me callo, porque aclarar a veces es peor».

«¿Qué palabra habrán tomado en mi patria? De ahí salió la noticia», sostuvo el Papa en una crítica a la prensa argentina que se hizo eco de las versiones, aunque los rumores sobre la dimisión habían empezado la semana pasada en medios conservadores italianos.