Un empresario formoseño tenía denuncias por estafas en la provincia de Santa Fe, regresó a su pueblo, integró una lista opositora y terminó detenido por la policía durante un acto de campaña.

Un empresario y candidato a concejal en la ciudad de Laguna Blanca, Formosa, quedó detenido el jueves 19 de agosto, durante un acto de campaña. Lo buscaba la policía de Santa Fe, por supuestas estafas cometidas en la localidad de Venado Tuerto.

Se trata de Max Talavera, un empresario del rubro de la construcción, que fue arrestado por la policía de Santa Fe junto a quiénes lo acompañaban en el acto de campaña, la concejal Gabriela Neme y Luis Bugatti, todos opositores al gobernador de Formosa Gildo Insfrán.

De acuerdo a la denuncia informada por los medios locales, Talavera era titular de la empresa “Max Construcciones”, que prometía la construcción de viviendas “llave en mano”. Sin embargo, en su contra pesan las acusaciones de supuestos damnificados que habrían realizado inversiones sin recibir nada a cambio.

“Desde mayo no había más novedades de él en la ciudad, a partir de la radicación de las denuncias se lo empezó a buscar, manejábamos datos respecto a que tenía familia y una pareja en provincia de Buenos Aires. Pero finalmente con la ayuda de la Agencia de Investigación Criminal obtuvimos el dato de que se encontraba viviendo en su ciudad natal (Laguna Blanca) en provincia de Formosa”, detalló Damián Casullo, el fiscal que interviene en la denuncia, al medio local Venado24.

De Santa Fe a Formosa

Talavera habría estado radicado durante los últimos cuatro años en Venado Tuerto. Según el diario La Capital, hasta el 28 de abril su empresa funcionaba con normalidad. Sin embargo, tras las denuncias se perdió su rastro. 

Fuente: Perfíl