Buscan impedir que se levante un «shopping para los pobres» cerca de Tortugas, ubicada en el límite con Córdoba. Hasta el jefe comunal se sorprendió con el anuncio de la construcción.

Entidades y empresarios locales se manifestaron contra la instalación de un paseo comercial a cielo abierto en Santa Fe impulsado por Jorge Castillo, “el rey de La Salada”. En tanto ingresó al Senado un pedido para suspender este tipo de habilitaciones y a la par de esto el jefe de la comuna de Tortugas tampoco está a favor del emprendimiento que se llevaría a cabo en esa localidad, cerca de la rotonda de la autopista Rosario-Córdoba y la ex ruta 9.

Ante esta situación, Castillo indicó que a este tipo de reacciones opositoras ya las vivió en Mendoza, donde finalmente logró instalarse. El rey de La Salada confirmó hace unos días en diálogo con La Capital que levantará un centro de compras en esa zona, a 5 km del pueblo de Tortugas y aseguró que ese es el lugar ideal para instalarlo en suelo santafesino.

Enteradas de esto, las asociaciones empresarias santafesinas quieren que se suspenda la habilitación de las ferias tipo La Salada hasta tanto se sancione una ley específica para estos emprendimientos. “No podemos prohibir pero si regular”, dicen.

Sin embargo, Castillo insiste con su proyecto de hacer “un shopping para los pobres” y contó a este diario que después de publicada la noticia sobre el lugar que había elegido, se le sumaron dos oferentes de tierras, uno del lado cordobés: “Todos están en el sector de la subida y bajada a la autopista”, donde yo quiero instalarme, confió el polémico empresario.

En tanto, las entidades empresariales pidieron que se sume al reclamo “todo el arco político, institucional, comercial y laboral y que municipios, comunas y cámaras empresarias acompañen la protección de los comercios formales”. Consideran que las ferias denominadas “Saladas” o “Saladitas” en espacios abiertos o cerrados, “no cumplirían con la legislación aplicable en Santa Fe”.

Por su parte, el senador radical por el departamento Iriondo, Hugo Rasetto, presentó un proyecto en el que solicita que se declare en situación de riesgo “al sistema comercial de la provincia” y se suspendan por un año habilitaciones del tipo ferias, con opción a extenderlas por otro año más.

Fuente: La Capital