El martes, durante una reunión convocada de urgencia, se adelantó que se aplicarán nuevas restricciones en el caso de que la ocupación de camas sea superior al 80%. Se prevé llegar a ese nivel para el fin de semana.

Tras una jornada récord en Córdoba, con 5.085 contagios de coronavirus y 442 muertes, la situación epidemiológica se complejiza, por lo que las autoridades de la provincia analizaron la posibilidad de regresar a Fase 1 si la ocupación de camas de terapia intensiva llegaba al 80%.

En ese sentido, lo más probable es que a partir del próximo lunes las restricciones vigentes se agudicen para múltiples actividades con el objetivo de bajar la circulación, sobre todo la nocturna.

En la jornada del pasado martes, los intendentes mantuvieron una reunión virtual con autoridades provinciales, entre ellos el ministro de Salud, Diego Cardozo, el ministro de Gobierno, Facundo Torres y el secretario de gobierno municipal Miguel Siciliano.

Allí, decidieron que en caso de llegar al 80% de ocupación de camas críticas antes del fin de semana, se adelantará el confinamiento total en la provincia.

Ahora bien, el registro de ocupación de camas aumenta cada día: el lunes fue del 72,7%, mientras que para el martes ya estaba en 76,1%.