Veterinarios elevaron una carta al Presidente abogando por la salud como un “derecho de todos, sin distinción de especie”. Diana Banach explica para qué se usa el aceite cannábico.

Las historias de perritos o gatos que mejoraron su calidad de vida gracias a un tratamiento con cannabis se reproducen todos los días en las redes sociales del grupo de “Veterinarios cannábicos argentinos”, creado recientemente. Desde allí, y con el apoyo legal de un equipo de abogados dedicados a las políticas de drogas, pidieron al presidente Alberto Fernández que amplíe el marco legal del uso terapéutico del aceite con cannabis.

“Los animales son seres sintientes y, como tal, son sujetos de derechos que tienen que tener acceso a la salud”, resalta Diana Banach, en diálogo con LA GACETA. Ella es una de los 200  veterinarios que forman parte de aquel grupo que impulsa el uso medicinal de la planta de la marihuana en sus pacientes.

La profesional cuenta que, entre sus colegas, comprobó los beneficiosos resultados de esta alternativa terapéutica, que no solo mejora la calidad de vida de los animales sino que es menos costosa que las medicinas tradicionales.

Hoy las legislaciones nacional y provincial no contemplan el uso del cannabis para los “no humanos”, por eso los profesionales y dueños de mascotas iniciaron esta campaña nacional para conseguir que se lo legalice. “En un principio, se suponía que la ley salía incluyendo a animales y veterinarios; estaba dentro del borrador original. Yo había hablado con gente de Anmat y me dijeron que salía así, pero parece que se arrepintieron”, recuerda Banach.

A través de Reset, una agrupación de abogados que trabajan por las policías de drogas, elevaron una carta al Presidente para que se amplíe la ley N° 27.350, sobre la utilización del cannabis medicinal, o se realice otra para garantizar el acceso de este tratamiento en los animales.

“Resulta fundamental que la prescripción médica de cannabis realizada por profesionales veterinarios tenga valor en las entidades que expendan dichos productos magistrales. Actualmente la única vía para obtenerlo es el autocultivo, siendo necesario que los tutores puedan registrarse con el respaldo de la ley para no ser criminalizados”, manifiestan los profesionales en la misiva a Fernández.

“Es momento de entender que la salud es un Derecho de todos, sin distinción de especie”, subrayan los veterinarios cannábicos.

Fuente: La Gaceta