Dispuso un fuerte operativo para controlar los accesos y monitorear el movimiento social, mientras que cientos de personas ya se concentran en las inmediaciones de la Casa de Gobierno provincial.

Luego de los incidentes de ayer entre la Policía de Formosa y manifestantes que se expresaron en desacuerdo por el retorno al Fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), los ciudadanos formoseños están saliendo a las calles a protestar por tercer día consecutivo.

En el mediodía de este sábado, cientos de personas comenzaban a concentrarse en las inmediaciones a la Casa de Gobierno provincial, que durante el viernes fue escenario de la represión por parte de las fuerzas de seguridad. Ese lugar se mantiene hoy vallado.

La convocatoria fue organizada a través de las redes sociales por comerciantes y jóvenes agrupados bajo el movimiento “Formosa Libre”.

Ante la nueva manifestación, el gobierno de Gildo Insfrán decidió reforzar los controles y blindar el centro de la capital. En el marco de un fuerte operativo, efectivos policiales se dispersaron y apostaron en diferentes accesos. Allí piden permisos de circulación a quienes se desplazan en motos y vehículos. En caso de no contar con esa documentación, no se les permite el paso.

Fuente: INFOBAE