El hecho ocurrió en el municipio de Villa Urquiza, ubicado en el departamento de Paraná, e incluyó una pelea entre jóvenes que estaban en el lugar. Tanto el intendente local como el gobernador provincial repudiaron lo sucedido.

Las imágenes parecen haber sido tomadas en años anteriores, pero son del sábado pasado: ese día, entre 2.000 y 3.000 jóvenes coparon una playa en el municipio entrerriano de Villa Urquiza, ubicado en el departamento de Paraná, y generó la preocupación del gobierno.

De acuerdo con lo que informaron los medios locales, durante la jornada se registraron varias peleas entre los chicos que asistieron al lugar y tuvieron que intervenir varios efectivos de seguridad para separar a las personas.

A pesar de que la provincia se encuentra dentro de la fase de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO), los menores de edad salieron masivamente a disfrutar de la arena, el agua y el sol, muchos de ellos sin barbijo. Además, en muchos momentos estuvieron muy amontonados y hasta compartieron vasos, según se puede observar en las imágenes de la fiesta en cuestión, que subió el diario Uno.

Tras la difusión de los hechos, el intendente de esta localidad, Manuel Tennen, lamentó lo sucedido y recordó que “no está habilitada aún la temporada turística», la cual está prevista que empiece recién en diciembre próximo.

“Fue una situación que nos desbordó y que fue difícil de controlar. Destacamos que en la noche del sábado nos comunicamos con el jefe de la Policía de la provincia, Gustavo Maslein, y al día domingo se desplegaron acciones de contralor en el acceso a la localidad”, reconoció el mandatario municipal en declaraciones a la radio FM 97.1 de Paraná.