Estudiantes de las primarias y secundarias de ambas provincias son los únicos que reciben clases en sus escuelas, con un sistema de horarios reducidos y rígidos protocolos sanitarios. En tanto 6 provincias debieron suspender el reinicio.

Estudiantes de las primarias y secundarias de Formosa y La Pampa son los únicos que reciben hoy clases en sus escuelas, con un sistema de horarios reducidos y rígidos protocolos sanitarios, mientras otras seis provincias debieron suspender o reprogramar el reinicio del ciclo por nuevos brotes de coronavirus que complicaron la situación epidemiológica en varios distritos.

En medio de la polémica sobre la continuidad de la educación por internet y la necesidad de recibir el servicio al menos en forma semipresencial para quienes tengan problemas de conectividad, las autoridades de La Pampa iniciaron el 14 de septiembre las clases para cerca de 13 mil estudiantes, aunque en algunas localidades debieron suspenderla por la circulación de la Covid-19, y en Formosa también se permitió el acceso al aula para las escuelas rurales y las capitalinas que tienen baja matrícula.

En tanto, San Juan que fue la primera en reiniciar las clases el 10 de agosto debió dar marcha atrás a principios de septiembre por el aumento de contagios de coronavirus en varias localidades, mientras Catamarca, Misiones, Neuquén, San Luis y Santiago del Estero debieron cambiar sus planes para el regreso a las aulas y dejar en suspenso la fecha.

En La Pampa, los estudiantes regresaron a las aulas hace un semana luego de que el Gobierno de la provincia y los gremios docentes acordaron un protocolo sanitario en el contexto de pandemia para lograr la revinculación pedagógica y evitar la deserción escolar.