Los empleados del lugar garantizarán los 14 días de aislamiento confinándose anticipadamente en el complejo de Ezeiza. Los jugadores (que vienen siendo evaluados en sus clubes permanentemente) serán testeados al arribar al predio y se alojarán de manera individual en las habitaciones.

Anoche, cerca de las 21 horas, un grupo de empleados relacionados a la selección argentina llegó para quedarse al predio que la AFA posee en Ezeiza. Allí, los elegidos residirán, trabajarán y aguardarán la llegada de los futbolistas de cara a la doble fecha de Eliminatorias de cara al Mundial de Qatar 2022, sin moverse del complejo y siendo testeados cada cuatro días.

Se trata apenas de una de las medidas que adoptará la AFA y el equipo de selecciones nacionales ante el desafío que propone la pandemia en el inicio de la carrera por un pasaje a la próxima Copa del Mundo. Lionel Scaloni ya hace base en Ezeiza y elevó la lista de 30 futbolistas del exterior citados para la ocasión, que será completada con algunos nombres del fútbol local.

Los empleados garantizarán los 14 días de aislamiento confinándose anticipadamente en el complejo de Ezeiza. Los jugadores (que vienen siendo evaluados en sus clubes permanentemente) serán testeados al arribar al predio y se alojarán de manera individual en las habitaciones. La Selección Mayor empleará el complejo 1 (que habitualmente se usa para los combinados juveniles) y el 2, con el objetivo de disponer espacios amplios tanto para el minuto a minuto como en los entrenamientos, que en principio serán en grupos pequeños.

Dentro del predio Messi y compañía deberán moverse con barbijo y distancia social, incluso en el horario de la comida (la distribución de la delegación buscará el cumplimiento) o en las reuniones, como las charlas técnicas o las sesiones de video. Además, sólo abandonarán el complejo para ir a la Bombonera el 8 de octubre, cuando Argentina reciba a Ecuador desde las 21 horas, y para viajar a La Paz para enfrentarse a Bolivia el 13/10 desde las 17.

Luego, los jugadores se reintegrarán a sus clubes, que terminaron cediendo a sus figuras y acordando un régimen especial (cuando regresen a los países donde residen no deberán pasar por una cuarentena) a partir de la gestión de la FIFA, que durante la semana pasada participó de las reuniones de Conmebol para garantizar el normal desarrollo de la doble fecha FIFA, que se repetirá en noviembre.