Dijo que las protestas le parecen “razonables”, pero lamentó que se realicen a pesar del alto riesgo. Y fue contundente al resaltar: “Me vuelve loco que la convocatoria sea a contagiarse».

El ministro de Salud Ginés González García criticó el banderazo que se llevó a cabo este sábado en distintos puntos del país contra el Gobierno al asegurar que “lo vuelve loco que la convocatoria sea a contagiarse». “Creo que esta no es la forma, lo que están haciendo no es muy solidario”, expresó.

Miles de personas protestaron esta tarde con diversas críticas hacia el Gobierno, que giraron en torno al cepo reforzado al dólar, el desplazamiento de tres jueces que investigaron a Cristina Kirchner y la quita de fondos a la Ciudad.

El epicentro de las protestas fue el Obelisco porteño. Además, cientos de personas con banderas celestes y blancas se juntaron nuevamente frente a la residencia presidencial en Olivos, sobre la avenida Maipú. También hubo movilizaciones muy concurridas en La Plata, Quilmes, Córdoba, Tucumán, Salta, Neuquén y Bariloche.

Al igual que otros banderazos de los últimos meses, la protesta fue convocada principalmente por las redes sociales con consignas como “Por la República” y cuestionamientos de toda índole a la gestión del presidente Alberto Fernández.

“Cualquier expresión que quieran hacer me parece absolutamente razonable, lo que me vuelve loco es que la convocatoria sea a contagiarse”, lamentó González García en diálogo con C5N. Consideró que quienes manifestaron estar en los banderazos “por la República” apelaron a un «un eslogan político copiado y reproducido”.

En ese sentido, lamentó: “Vivo hace seis meses tratando de que esto disminuya y hay gente que quiere que aumente”. «Miro esto y pienso qué va a pasar dentro de 15 días. Por qué meterle tanta presión al sistema de salud. Más contagios significa más enfermedad; más enfermedad significa más enfermos graves; más enfermos graves significa más terapia, y más terapia significa estar bordeando siempre el límite y sometiendo a un trabajo sobrehumano, extenuante y muy largo a todos los trabajadores de la salud”, explicó.