Un total de diez gendarmes -ocho hombres y dos mujeres- fueron detenidos en la madrugada de hoy en el domicilio de uno de ellos violando las normas de prevención de la propagación del coronavirus .

El hecho se dio en la capital santiagueña, mientras compartían bebidas alcohólicas y bailaban escuchando música a alto volumen, lo que generó la denuncia anónima de un vecino y la irrupción de la policía local, quienes fueron agredidos por los uniformados de la fuerza nacional al realizar el operativo.

En las primeras horas de hoy un llamado anónimo alertó a la policía santiagueña de una «juntada» con música, aplausos, gritos y el consumo de bebidas. Cerca de las 5 se hicieron presentes en el domicilio ubicado en las calles Perú y Taboada, del barrio Alberdi, los funcionarios de la División Prevención Contra el Alcoholismo.

Varios gendarmes, muchos de ellos en claro estado de ebriedad, agredieron a los uniformados de la policía santiagueña de manera verbal con frases como: «Váyanse a la m… de acá, ustedes no son nadie, nosotros somos gendarmes, somos nacionales, ustedes son unos lacras» . Luego de esto, los efectivos de la fuerza nacional fueron reducidos y aprehendidos por orden del fiscal de turno Sebastián Robles, imputados de violar el artículo 205 del Código Penal.

Durante el operativo se secuestraron distintos tipos de bebidas alcohólicas, una consola de sonido y varios parlantes, además de dos vehículos que eran propiedad de dos de los diez detenidos . En un momento dos vecinos salieron a alertar que había personas caminando encima de los techos de sus casas, siendo estos los gendarmes que intentaban fugarse de la escena . La policía ingreso a estos domicilios y encontró a seis gendarmes escondidos, debajo de un techo saliente. Todos estos fueron trasladados a la Escuela de Policía de la Provincia.

Cabe resaltar que en la capital santiagueña funciona el Destacamento Móvil 5 de Gendarmería Nacional, y sus integrantes son de distintas provincias del norte y del litoral argentino. 

Fuente: La Nación