El  pianista y cantante de “Tutti Frutti”, “Good Golly Miss Molly” y “Long Tall Sally” es considerado uno de los padres fundadores del movimiento en Estados Unidos. Tenía 87 años.

Little Richard, cuyo nombre real era Richard Wayne Penniman, fue uno de los primeros artistas afroamericanos de EEUU que supo combinar con éxito la música góspel y el “rythm and blues” (R&B), ambos genuinamente negros, con los sonidos “pop” del mercado blanco estadounidense.

El resultado fue un tipo de música nuevo con más energía, en la que Little Richard golpeaba el piano con fuerza mientras los gritos de su voz ronca daban forma a la melodía.

Little Richard llevaba años enfermo: había sufrido un ataque al corazón, sufría una fuerte ciática y problemas degenerativos en la cadera.

Miembros del mundo de la música comenzaron a llorar la muerte del artista y a enviar condolencias a su familia.

Uno de ellos fue Kelvin Holly, quien tocó la guitarra para Little Richard en numerosas ocasiones y que, en una publicación de Instagram, dijo: “Descansa en paz, Richard. Esta situación es realmente terrible. Mis pensamientos y mis oraciones van a todos los compañeros de la banda y a los fans en todo el mundo. ¡Richard realmente era el rey!”.