En Santiago del Estero un hombre y sus dos hijos, robaron 150 escopetas y otros bienes que estaban bajo custodia, fueron descubiertos por publicaciones en las redes sociales.

La Policía de Santiago del Estero detuvo a tres empleados del Poder Judicial provincial acusados de robar armas que habían sido secuestradas en distintos operativos. Los arrestados son un hombre y sus dos hijos, quienes se habrían quedado con 150 escopetas y otros bienes que estaban bajo custodia para después venderlos a través de las redes sociales.

La fiscal a cargo de la causa Natalia Saavedra explicó que la investigación comenzó cuando descubrieron algunas publicaciones en Facebook en las que se ofrecían armas a muy bajo costo.

La Unidad Fiscal Banda siguió el rastro de las ofertas en internet y logró determinar que los involucrados en la maniobra criminal trabajaban en los juzgados de Capital y La Banda, por lo que revisaron los inventarios de las áreas correspondientes a secuestros en ambas jurisdicciones.

Fue entonces cuando descubrieron que faltaban distintos tipos de armas de fuego, por lo que directamente apuntaron contra los sospechosos, según explicó la fiscal.

A pedido de Saavedra allanaron la casa de los acusados, ubicada en el barrio Salta Prolongación, de la ciudad de La Banda, a 8 kilómetros de la capital provincial.

Allí encontraron más de 150 escopetas, armas cortas y mobiliario que podría ser de las oficinas judiciales donde trabajaban los tres hombres, entre otros bienes.

También secuestraron un lujoso auto que estaba estacionado en la puerta de la casa, que se encontraba bajo custodia judicial por «una causa importante», según informaron fuentes de la investigación.

Los tres detenidos serán indagados en las próximas horas por la fiscal.

Fuente: TN