Omar Alvarado, el principal acusado por la violación a una mujer salteña y de asesinar a su hijo en la localidad santacruceña fue encontrado sin vida en una celda de Caleta Olivia.

Según información de medios locales, Omar Alvarado, de 33 años, fue encontrado sin vida cerca de las 20 de este viernes por los efectivos policiales que realizaban un control de rutina de los presos de la seccional, en el marco del protocolo de prevención por el coronavirus.

Según el nuncio de Opinión Austral y La Vanguardia Noticias, el hombre que estaba acusado de “rapto, robo, abuso sexual con acceso carnal y tentativa de femicidio» se habría ahorcado con su propia ropa, aunque en el lugar trabajaban funcionarios judiciales para tratar de esclarecer la situación.

A finales de febrero pasado, Alvarado se había negado a declarar ante el fiscal Horacio Quinteros, quien lleva adelante la investigación del hecho por el que estaba imputado. Hasta el momento, se había defendido de los cargos en su contra diciendo que sufría de esquizofrenia y que no recordaba lo que había ocurrido en la Punta Cavendish.

Fuentes médicas manifestaron entonces que Alvarado consumía remedios por vía oral, que le eran suministrados en el hospital, pero también recibía una inyección mensual para tratar su problema. Sin embargo, para los profesionales consultados, el hombre era “consciente» de lo que hacía al momento del crimen.

En este mismo caso está involucrado un adolescente de 16 años que habría actuado como cómplice y que también fue reconocido por la mujer. El menor fue aprehendido y posteriormente trasladado a la ciudad de Río Gallegos, donde permanece alojado en el Centro de Detención Juvenil

El jóven decidió hablar: asesorado por un abogado defensor, confesó haber participado en el hecho, aunque afirmó que fue “obligado” por Alvarado a hacerlo. En su declaración, aportó datos que permitieron hallar el teléfono celular que le habían robado a la turista.