Las cámaras de las diferentes actividades comerciales se encuentran elaborando «protocolos de seguridad», para cuando la gente pueda salir de sus casas. 

El Gobierno nacional, planea flexibilizar de manera progresiva diferentes sectores, asimismo, los argentinos deberán amoldarse a las nuevas dimensiones de seguridad.

En tanto gimnasios, peluquerías,y shoppings  ya confeccionaron posibles medidas preventivas.

La mayoría de los rubros y establecimientos comerciales sufrirán modificaciones con respecto a la relación con la gente, se tratará de priorizar, en todos los casos, la distancia social.

Mario Nirenberg, gerente de la Cámara Argentina de Shoppings, señaló: “La idea con esto es extremar las medidas sanitarias al máximo y que la gente pueda asistir de manera placentera y segura. Por eso generamos protocolos que también los hablamos con otros países de Latinoamérica”.

Y agregó:“Queremos abrir en cuanto las condiciones estén dadas. Nos comprometemos a mantener una limpieza estricta. Estamos analizado también la posibilidad de generar algún tipo de aplicación para celulares en la que le podamos avisar a los clientes cuánta gente hay dentro del shopping para que no vayan a los que ya están llenos”.

La Cámara que representa a los centros comerciales presentó los siguientes ítems de seguridad:

* Capacidad limitada dentro del shopping: 1 persona cada 16 m2. Lo mismo dentro de cada uno de los locales dependiendo de las dimensiones.

* Tomar la temperatura a cada una de las personas antes de ingresar.

* El patio de comidas será solo para retirar comida.

* Cines: en caso de que se decida abrirlos sería con capacidad muy limitada, dejando un asiento y una fila de por medio.

* Los lugares donde se generen colas, como en los baños, se pondrán en el piso demarcaciones para respetar la distancia social.

Los gimnasios consolidan otro rubro que tuvo que cerrar sus puertas debido a la pandemia mundial del coronavirus.

Inclusive, muchos de ellos cerraron antes de que la cuarentena se estableciera obligatoriamente el pasado 20 de marzo. 

Desde la Cámara de Gimnasios de la Argentina también armaron un protocolo que, si bien aún se está detallando, contiene algunas normas que cambiarán la manera en que la gente antes hacía ejercicio en dichas instalaciones.

Algunas de las disposiciones que se planificaron son:

*Habrá que sacar turno previamente y se generará un “sistema de check in” para conocer en todo momento la cantidad de gente en el lugar.

* Se realizará control y registro de la temperatura de todo el personal y los usuarios. En caso de síntomas se activarán los protocolos correspondientes.

* Junto a cada máquina de musculación o cinta habrá alcohol en gel para que cada usuario limpie el aparato cuando termine de usarlo.

* Obligación de utilizar barbijo a toda aquella persona que concurra o trabaje en el establecimiento.

* Se permitirá el ingreso a personas entre los 16 y 65 años. No se permitirá el ingreso a personas dentro de grupos de riesgo.

* Al ingresar cada cliente deberá firmar una declaración jurada donde manifiesta su buen estado de salud, la no obligación de cuarentena ni vínculo cercano con personas afectadas.

En el caso de las peluquerías, desde la Mutual de Peluqueros y Peinadores profesionales de Salta se desarrolló un documento que fue presentado al gobernador de esa provincia, Gustavo Sáenz.

El borrador  está siendo analizando para presentarse en otras provincias o ciudades.

Está actividad resulta más difícil ya que requiere cierta cercanía con el cliente, sin embargo las precauciones que se proponen son las siguientes:

* Deberá llevarse un registro de clientes con nombre completo, DNI, domicilio actual y número de teléfono a fin de aplicar el protocolo sanitario de COVID-19 en caso de contagio.

* Deberá optarse sí o sí por brindar el servicio mediante la entrega de turnos.

* Solo podrá permanecer en el salón un cliente sin acompañante.

* El cliente debe ir al lugar con un barbijo. En caso de no hacerlo el establecimiento deberá proporcionarle uno descartable. El peluquero también deberá usar una mascarilla.

* Deberá usarse el cobro electrónico. En caso de usarse tarjeta o lapiceras se deberá higienizar esos dichos elementos.

Las restricciones que crearon deberán ser aprobadas por el Ministerio de Salud y por el grupo de especialistas que asesoran al Presidente.