La masiva red social suspendió la red social del presidente de Brasil, quien compartía videos en las cuales se lo veía violar la cuarentena.

Jair Bolsonaro, se paseaba por las calles de Brasil, para inducir a la población a dejar el aislamiento social y que volvieran a sus vidas de manera normal.

En el primero de los videos bloqueados, al presidente se lo observa charlando con un vendedor ambulante en plena calle y lo alienta a que siga trabajado. «Los comercios tienen que abrir y trabajar normalmente», dijo.

En el segundo, entró a un supermercado con mucha gente y le dijo a los periodistas que «el país estará inmune cuando se infecte el 60%-70% de la población». Además, aseguró que el remedio contra el coronavirus, «ya es una realidad».

En las conversaciones que mantuvo con los ciudadanos, el mandatario defendió que solo los ancianos y los enfermos se recluyan por el coronavirus, a diferencia de las medidas de restricción que tomaron los gobernadores. «Decidí dar una vuelta y conversé con trabajadores informales, ambulantes. Me dijeron que el comercio había caído mucho», justificó el mandatario a los periodistas.

Las polémicas sugerencias de Jair Bolsonaro, se diferenciaban  a lo que afirmaba Luiz Henrique Mandetta, el ministro de Salud, quien ratificó la importancia del aislamiento y la cuarentena.

De acuerdo a estos sucesos, las autoridades de Twitter, decidieron bloquear de manera temporal la cuenta del mandatario brasilero, ya que “violaba las reglas de la red social”. 

Por último la red Twitter advirtió, en un comunicado al mundo, sobre la expansión de sus reglas para restringir contenidos que vayan eventualmente contra informaciones de salud pública; orientadas por fuentes oficiales y puedan colocar las personas en mayor riesgo de transmitir el covid-19.