La abogada de la empresaria se refirió a la polémica decisión que tomó el delantero del PSG.

Días atrás, una serie de movimientos virtuales hicieron otra vez temblar los cimientos de la relación entre Wanda Nara y Mauro Icardi. Todo ocurrió la noche del sábado, cuando el futbolista dejó de seguir en Instagram a la empresaria, que al mismo tiempo, publicó una imagen sugerente junto a una de sus hijas. Al poco tiempo, el delantero del Paris Saint Germain dio de baja su cuenta en la red social, en la que tiene ocho millones de seguidores.

Desde entonces, volvieron los rumores sobre una relación que no fue la misma luego del affaire del futbolista con Eugenia La China Suárez, que explotó a mediados de octubre del año pasado. Sin Mauro en el ciberespacio, las únicas referencias a la pareja son desde el perfil de Wanda, y por lo que se ve en su cuenta, todo parece marchar sobre ruedas. De hecho, el miércoles compartió fotos y videos de un safari que realizó con Icardi y con las hijas de ambos, Francesca e Isabella.

Este viernes, Ana Rosenfeld, abogada y amiga de Wanda, estuvo en A la tarde para aclarar los tantos en la situación virtual, empresarial y afectivo de su defendida y el futbolista. Respecto a la cuestión de las redes, aseguró que Wanda no se opone a la presencia virtual de su marido. De hecho, citó lo que le comentó su amiga. “¿Cómo me voy a oponer yo, con los seguidores que tiene, a que no tenga redes?´´”, apuntó la abogada, alegando un motivo netamente comercial.

“¿Por qué Mauro no tiene redes?”, quisieron saber entonces el programa conducido por Karina Mazzocco. Según Rosenfeld, fue un motivo personal. “Él decidió darse de baja. Todo el mundo le preguntaba cosas y llegó un momento que dijo basta. Él se sintió muy mal con todo lo que se generó a partir de lo que fue de dominio público y que en este momento no le hacía bien decir ‘sigo a tantos’ o ‘no sigo a ninguno’”, afirmó la abogada y ante una pregunta de Debora D’Amato negó que Wanda lo haya pescado stalkeando a la China. “Lo niego categóricamente”, sentenció.

“¿Entre Wanda y Mauro está más activa la pareja comercial o la pareja amorosa?” preguntó, picante, Cora Debarbieri. “Ellos saben separar lo que es lo emocional, lo que es la familia, la pareja y los chicos de lo que es la pareja comercial”, señaló, y destacó las bondades de su defendida. “Comercialmente, Wanda es brillante, yo me estoy encargando personalmente de registrarle la marca no solo acá, sino en todo el mundo”.

“No contestaste la pregunta”, protestó la conductora, y a Rosenfeld encaró el asunto. “Hablo todo el tiempo con Wanda. La comercial, la que administra Wanda, anda perfectamente bien. Por eso en las redes Wanda jamás se opondría a que tenga Instagram. Y la emocional, son capítulos en la vida de la pareja. Yo creo que hoy están bien”, cerró.