La hija de Cristina Fernández de Kirchner llamó fuertemente la atención luego de publicar una serie de fotos en un baño.

Florencia Kirchner, la hija de Cristina Fernández de Kirchner y Néstor Kirchner, alertó a sus seguidores en los últimos minutos del 19 de enero tras publicar una serie de fotos en un baño. Los internautas pidieron a la vicepresidenta de la Nación que la ayude.

«31 de diciembre. Un baño de visitas. Jugando con el fuera de foco. Yo también hago estas boludeces (cuando nadie me ve)», publicó la más joven de los Kirchner en su cuenta oficial de Instagram junto a tres fotos que la muestran en un baño.

Si bien no hay nada de extraño en un posteo de este tipo, los ojos se centraron en el físico de Florencia Kirchner, y remarcaron que lucía una importante delgadez.

«Mamá, Flor no está nada saludable. Ocupate de ella en vez de encubrir tus delitos. ¡Gracias!», escribió la especialista en marketing y comunicación Déborah Kahan en su cuenta de Twitter con las fotos de la hija de Cristina Kirchner. «¡Hagan algo ya! ¡Please! Flor K no está bien», insistió en su desesperado pedido de ayuda. para la guionista, de 31 años de edad.

Luego, agregó en otro tuit: «La extrema delgadez es enfermedad. Y difundir esto es necesario. A todos los que dicen que las fotos que subió Flor K no está bueno publicar, les cuento que de ese modo no colaboran. Para concientizar, hay que mostrar. ¡Está pidiendo ayuda! ¡Urgente!».

«Viendo a Flor K y los resultados de (Diego) Maradona, demuestra que la medicina Cubana no te cura. Sólo te brinda un exilio barato», señaló, haciendo referencia al tratamiento médico que recibió en La Habana entre 2019 y 2020.

Pero la mujer, que no es ajena al ambiente televisivo, no fue la única que comentó sobre el físico de Florencia K. Una lluvia de usuarios de Twitter dejaron mensajes alertados y también pidiendo ayuda por ella, aunque muchos aprovecharon para afirmar que CFK «no le da pelota» a su hija menor.