En A la tarde debatieron sobre un polémico gesto que la ex de Matías Camisani tuvo con la mamá de Ana y explicaron las posibles causas.

Un video tomado el último fin de semana en el que se ve a Dolores Barreriro levantarse de su asiento “para no quedar como escenografía” de Pampita dio pie a que el panel de A la tarde especule sobre las supuestas causas de esa manifiesta enemistad histórica.

Matilda Blanco se retrotrajo a fines de la década de 1990, cuando Pampita comenzó su carrera en el modelaje y se enfrentó con los condicionamientos del mundo de la moda, en que sus colegas se dividían entre “jirafas y suricatas” de acuerdo a su altura, en un acto de discriminación.

El panelista Diego Estevez habló con una “alta fuente” del mundo de la moda que le proveyó de valiosos datos para entender la situación. “Me hace una comparación de Pampita con Barreiro en diferencias y similitudes. Similitudes no hay ninguna”, señaló el panelista entre risas.

“Diferencias: una es laucha y la otra no”, agregó Estéves, en referencia a lo que le comentó su fuente. “Parece que Barreiro es lauchona y Pampita pone lo que hay que poner, no tiene problema con eso”, explicó.

Además, el panelista agregó que “una es del capitalismo y la otra una hippie con prepaga”. “Una se hace la hippie, pero no lo es, y envidia a la otra que hace negocios. Factura mucho”, explicó el panelista, dando a entender que Pampita es la que firma grandes contratos.

“Y la tercera son los amores, sin pruebas, pero amores. Parece que se disputaron algún que otro hombre. Tienen targets similares”, agregó Diego Estévez, explicó que fue “un empresario enigmático el que le habló de la vida amorosa de Dolores”.