Se trata del empresario español Armando Mena Navareño, dueño de una compañía de motos, a quien habría conocido durante su estadía en Madrid.

Los rumores comenzaron a sonar hace algunas semanas, pero luego se desató un escándalo que tapó cualquier otra noticia. Eugenia China Suárez aún estaba en Madrid (España) -a donde había viajado a mediados de septiembre para filmar una película protagonizada por Álvaro Morte, popularmente conocido como El Profesor, de La Casa De Papel- cuando Wanda Nara descubrió que intercambiaba mensajes y llamadas con su marido, Mauro Icardi. En dichas conversaciones, según la actriz explicó, el futbolista afirmaba que estaba en crisis con la empresaria. Y más tarde aparecieron capturas en las que el deportista, además, le decía que veía a su esposa como “como una madre”.

Ahora bien, una vez que Wanda perdonó a Icardi -luego de una fuerte crisis matrimonial- la China trató de correrse del centro de la escena. Y antes se había limitado a escribir una carta abierta en la que habló de su inexperiencia con aquellos hombres que le aseguraban que estaban en crisis con sus respectivas parejas, o bien “separándose”.

Ya de regreso a Buenos Aires -llegó la semana pasada custodiada por efectivos policiales para evitar ser abordada por la prensa local-, volvieron a surgir los rumores de romance entre la China y un empresario español. La información la trajo Estefanía Berardi -panelista de Mañanísima, el ciclo que conduce Carmen Barbieri por Ciudad Magazine-, quien comentó en sus redes sociales las llamativas coincidencias entre los protagonistas y, sobre todo, su intercambio en las redes sociales.

Se trata de un hombre llamado Armando Mena Navareño y quien en las redes sociales utiliza el usuario @armandounamoto, haciendo referencia a la empresa de rodados que tiene. Y en su biografía solo lleva escrito “Cosas que corren”. La periodista sumó la información de que la actriz argentina le dio like a una publicación que data del 2016, pero que recién comenzó a seguirlo en estas últimas semanas.

Y un detalle no menor es que el mismo día en que la actriz comenzó a seguirlo en Instagram, el hombre posteó una foto en la que llevaba una máscara. ¿Probablemente sabiendo que alguien descubriría este día y vuelta virtual?

En otra de las publicaciones, él compartió una foto y agregó el emoji de la bandera china. No hace falta aclarar que ese es el apodo de la actriz, quien de inmediato comentó aquel posteo con el emoji de un corazón rojo.

Además, ella subió una foto sosteniendo una figura de un corazón en su mano, con la que se tapa uno de sus ojos. ¿Quién le dio like, entre los miles de usuarios? @armandounamoto, quien también le comentó con el mismo emoji. Todo sucedió el mismo día en que Suárez dejó de seguir en Instagram a Benjamín Vicuña, el padre de sus hijos menores, y de quien se había separado a fines de agosto. El actor chileno, en tanto, ya había hecho lo propio semanas atrás, cuando explotó el escándalo con Icardi. (Infobae)