La serie se verá desde este jueves por Canal 9 y Amazon Prime Video

A un año de la muerte del ídolo y en la víspera de lo que hubiera sido su cumpleaños 61, se estrena la miniserie que cuenta momentos públicos e íntimos del 10, se recorre su trayectoria deportiva y se la pone en contexto con el rumbo del país. Juan Palomino, Nicolás Goldschmidt y Nazareno Casero, que encarnan a Diego en distintas etapas de su vida, cuentan los pormenores de la producción.

Maradona: Sueño Benditola biopic, producida por Amazon Prime Video, tiene previsto su estreno para el próximo jueves por dicha plataforma de streaming. El primer capítulo (“Promesa”) se emitirá en simultáneo por Canal 9 a las 22 hs. Al otro día quedarán disponibles en la plataforma los primeros cinco episodios, mientras que los restantes se irán estrenando en cuotas a través del servicio on demand: el último episodio estará disponible el 26 de noviembre cuando se cumple un año de su muerte.

La producción de BTF Media estuvo dirigida por el cordobés Alejandro Aimetta, contó con guiones Guillermo Salmerón y Silvina Oschansky (ambos autores de El Marginal) y cuenta con un elenco tan numeroso como reconocible: Mercedes Morán y Rita Cortese (Doña Tota), Pepe Monje y Claudio Rissi (Don Diego), Laura Esquivel y Julieta Cardinali (Claudia Villafañe), Leonardo Sbaraglia y Jean Pierre Noher (Guillermo Coppola), Peter Lanzani (Jorge Cyterszpiller), Marcelo Mazzarello (Carlos Bilardo), Darío Grandinetti (César Menotti), Nicolás Furtado (Daniel Passarella), entre otros.

Caleidoscópica, la miniserie explora tantos Diegos como lo permiten estos episodios (y es muy posible que haya más en una nueva temporada). Cuatro actores se encargaron del rol principal: Juan Cruz Romero (la infancia en Villa Fiorito), Nicolás Goldschmidt (en su paso por Argentinos, la selección juvenil y Boca), Nazareno Casero (la plenitud deportiva junto con las primeras tormentas personales) y Juan Palomino (responsable de abarcar sus últimos años). La miniserie tiene varias similitudes –por su construcción y contexto- con Sandro de América. Un melodrama que sabe aprovechar la tensión, lo novelesco y también incluye sus momentos de humor. Aunque si la entrega de Adrián Caetano tenía aires de hagiografía sobre una figura popular, la de Aimetta se mete con el ídolo de barro chapoteando en el lodazal. El relato tampoco evita las referencias a los bamboleos políticos y sociales de la Argentina, todo lo contrario, el propio Maradona será un testigo, marioneta y actor de peso de las vicisitudes en esta parte del mundo. De un nivel técnico envidiable. Maradona: sueño bendito, en definitiva, es muy consciente de lo que significó el 10 en primera plana y traslada eso a su puesta en escena.

Tamaña empresa, que contó con la aprobación del ídolo, estuvo rodeada de marchas y contramarchas en todas sus fases. La producción había iniciado su rodaje en 2019, luego circuló un mail con las exigencias del retratado en relación al argumento, tuvo un parate por la pandemia durante el año pasado. Tras su deceso, el proyecto viraría de sentido, incluyendo la demanda interpuesta por Claudia Villafañe y las críticas de Dalma Maradona en contra de la realización. En cuanto al relato, la historia toma como pivot el inicio del nuevo siglo. Puntualmente, cuando Maradona fue internado de urgencia por una “crisis hipertensiva y una arritmia ventricular” en el Policlínico La Barra de Punta del Este.

Fuente: Página 12