En Intrusos plantearon que el actor chileno fue víctima de un arrebato cuando publicó el comunicado en Instagram.

Durante el fin de semana, todos los medios del espectáculo analizaron la decisión de Benjamín Vicuña de poner fin a su pareja con la China Suárez con un comunicado de prensa que publicó en su cuenta de Instagram. En Intrusos, Rodrigo Lussich y Adrián Pallares plantearon que el actor chileno estaría arrepentido de su intempestivo accionar, y que eso explicaría el porqué de su inédito comportamiento.

«El fin de semana estuvimos pendientes de la separación más rara del año porque Vicuña blanqueó, algo que nunca hace, su separación con un comunicado en redes; y la China se entera por esa publicación que está separada de él”, dijo Rodrigo Lussich. “Y por otro lado, ella se muestra muy fría, muy tranquila, cocina vegetales, se hace las uñas, como diciendo ‘¿y a mí qué me interesa?’”, agregó.

“Y él, que se hace el superado, el ‘queremos lo mejor para nuestros hijos’… La información es que Vicuña está arrepentido del posteo del viernes a la mañana. Considera que ‘se arrebató’, que algún cable se le ha cruzado, no hizo contacto, y puso en Instagram algo que no hubiera puesto nunca”, señaló el conductor. “El hecho de que lo haya publicado, habla de un Vicuña irreconocible, inédito, irredicto, un Vicuña inesperado, sobre todo para la China Suárez que ve cómo él blanquea una separación que, aparentemente, no estaba tan blanqueada”, dijo Lussich con su habitual histrionismo.

“Y ahora, la sensación de Benjamín Vicuña de estar arrepentido, de haberse arrebatado, de haber cometido un impulso y la conclusión de eso es que no está dicha la última palabra”, concluyó Lussich, mientras Pallares hacía referencia al errático comportamiento del actor en Instagram.

Fuente: Ciudad Magazine